"CHINESE LESSON" DE AKADEMIA RUCHU EN ESPAÑA

19 - 24.11.2010

19 de noviembre de 2010 a las 20h30 en la 21 Muestra Internacional de Teatro Contemporáneo de Santander


24 de noviembre de 2010 a las 20h30 en el Teatro Pradillo (c/Pradillo 12, Madrid)  


zd_lekcja_03

La compañía polaca Akademia Ruchu abrirá el programa de la vigésimo primera edición de la Muestra con el estreno en España del espectáculo Chinese lesson, un trabajo integrado por una serie de piezas cortas, de una duración entre cinco y diez minutos, que son representadas por cinco miembros que forman parte del grupo, y que carece de estructura narrativa convencional. La obra que presenta esta compañía fundada en 1973 en Varsovia por artistas teatrales entre los que se encuentra Wojciech Krukowski, su director artístico que desempeña esa función desde su creación, ha desarrollado una especialidad escénica conocida como el ‘Teatro del comportamiento’ y la narración visual. La formación, además, se define como un grupo creativo que trabaja en las fronteras de los diferentes géneros teatrales y su actividad creativa se caracteriza por la transdisciplinariedad artística, ya que en los espectáculos que producen el teatro se combina con otras disciplinas como las artes visuales, las artes escénicas y el cine.

Las piezas cortas que integran Chinese lesson componen un espectáculo son el fruto de las tres décadas de actividad y de la experiencia que en ese período ha atesorado la compañía y que le han permitido construir su propio lenguaje de teatro visual. Se trata de una serie de “acciones desinhibidas” que protagonizan los cinco integrantes de Akademia Ruchu, que se mueven “entre unos momentos íntimos y otras partes que requieren unas capacidades excepcionales para la realización de un teatro físico” y que se han convertido en las principales señas de identidad de esta compañía de Varsovia.

Tanto en el caso de Chinese lesson como en el resto de sus creaciones, el movimiento, el espacio y el mensaje social son características comunes en todos ellos, lo que se deriva “de la convicción de que el radicalismo artístico y el mensaje social no son mutuamente excluyentes”, señalan. Akademia Ruchu se ha convertido en el principal ejemplo polaco de una compañía que funciona fuera del ámbito oficial de las artes, representando sus obras en espacios urbanos dispares como calles, residencias o zonas industriales, donde ha desarrollado una actividad regular con más de medio millar de representaciones, eventos y happenings callejeros. Esas actividades se completan con la producción regular de espectáculos destinados a ser representados en teatros y salas convencionales.