CONFERENCIA SOBRE LAS NUEVAS DRAMATURGIAS POLACAS DENTRO DEL FESTIVAL ESCENA CONTEMPORANEA

11 - 12.02.2011

XV ciclo autor
Nuevas dramaturgias polacas


Teatro Pradillo, calle Pradillo 12, Madrid


El teatro polaco hoy, 11 febrero a 22.30 h

Mesa redonda a cargo de Maciej Nowak (Director del Instituto de Teatro de Polonia) y Juan Ignacio García Garzón (crítico teatral). Moderada por Jaroslaw Bielski (actor y director teatral).

Dramaturgia contemporánea polaca, 12 febrero a 18 h

Conferencia a cargo de Roman Pawlowski (crítico teatral y autor de dos antologías de dramas polacos contemporáneos). El actor y director teatral Jaroslaw Bielski ejercerá como traductor y moderador.

Presentación:

Este año teníamos gran interés e ilusión en conformar un Ciclo atractivo y dinámico sobre el “Teatro Polaco Contemporáneo”. De todos es sabido la importancia que este teatro tiene en el panorama internacional y de cómo su dramaturgia ha participado notoriamente tanto de las vanguardias históricas como de todo el proceso de desarrollo contemporáneo del arte teatral. Autores como Witkacy, Mrozek, Gombriwicz, Rózewick, etc., han marcado el devenir de su desarrollo a lo largo del siglo XX y creadores teatrales como Kantor o Grotowski (entre otros), con su enorme capacidad, talento e inteligencia, han supuesto referentes de una manera de entender el arte teatral y su significado artístico, social y cultural, y han condicionado e influido de manera significativa en gran parte del teatro contemporáneo mundial, inspirando a multitud de creadores teatrales que han visto en su magisterio una importante fuente de motivación y conocimiento.

El presente del teatro polaco (marcado en gran medida por el proceso de cambio político que significó el fin del socialismo y la incorporación del país a la realidad económica predominante en occidente; un cambio de modelo que, como es natural, supuso una gran agitación en su adaptación y que aun, lógicamente, sigue en proceso) es de una notable vitalidad y de una enorme profusión: todos los teatros en toda Polonia apuestan numerosa y constantemente por el estreno de obras de autores contemporáneos autóctonos. La sólida tradición cultural y la importancia de la formación teatral (en todos sus aspectos) no solamente han producido magníficos actores, directores, escenógrafos (muchos de noptable reconocimiento), etc., sino que también y de manera muy especial ha dado como consecuencia varias generaciones de autores dramáticos que han sabido aunar el legado de los autores antes mencionados, con el conocimiento e influencia de las dramaturgias europeas, fundamentalmente la alemana y la británica, consiguiendo que sus obras reflejen crudamente el cuestionamiento del sistema y sus desafortunadas consecuencias, intentando dibujar de una manera bastante crítica su circundante realidad. Un teatro rabioso y comprometido con su presente, nada complaciente y de una rica poética que no pocas veces inunda de lirismo la negra visión de esa cruda realidad. Autores como Pawel Jurek, Jan Klata, Anna Burzynska, Pawel Demirski, Ingmar Villqist (en realidad Jaroslaw Swierszcz), Krzysztof Bizio, Joanna Owsianko, Magdalena Fertacz, etc., por mencionar sólo algunos de los más significativos, forman parte de una auténtica pléyade que auguran un fantástico futuro al arte teatral del país del que hablamos; un país en el que el teatro ocupa un lugar social predominante, con un público muy numeroso, participativo, crítico y constante, base fundamental de cualquier proyecto cultural que intente influir y significar en la realidad que lo contiene.

En nuestra intención estaba abarcar todo lo posible ese presente creativo del teatro polaco actual. Desafortunadamente el Ciclo se ha encontrado con un cúmulo de dificultades ( no sólo presupuestarias) que nos han obligado a una drástica reducción de sus contenidos y que como consecuencia ha visto disminuida sus actividades al programa que aquí tienen presente, obviamente muy por debajo de lo que es habitual. No obstante consideramos que quien se acerque al Ciclo podrá hacerse una idea significativa del presente de este teatro tan sugerente. Además contamos con la presencia de un grupo tan importante como es Chorea, herederos del legado de Grotowski, uno de los grupos polacos más prestigiosos y reconocidos internacionalmente, lo que nos hace sentirnos afortunados dentro de nuestra no pequeña frustración.

Por último no querría dejar de significar mi enorme agradecimiento al Instituto Polaco de Cultura, por su colaboración y esfuerzo, sin el cual no hubiera sido posible nada de lo que este año nos ofrece el Ciclo.

Vicente León
Creador y director del Ciclo Autor
Premio MAX de la crítica 2007


escena_contemporanea