INSTITUTO POLACO DE CULTURA INFORMA: EXPOSICIÓN: POLONIA, TESOROS Y COLECCIONES ARTÍSTICAS

03.06 - 04.09.2011


INFORMACIÓN GENERAL
Fechas
Del 3 de junio al 4 de septiembre de 2011

Lugar
Salas de exposiciones temporales del Palacio Real de Madrid

Horario
De lunes a domingo de 10:00 a 20:00 horas

Tarifas
Visita a la Exposición: 10 €
Visita al Palacio Real y a la Exposición: 16 €

Teléfono de información: 902 702 302

Más información:http://entradas.patrimonionacional.es

La_Dama_del_Armino


LA EXPOSICIÓN


El Programa de Actividades Culturales de Patrimonio Nacional contempla en 2011 coincidiendo con el semestre polaco de Presidencia de la Unión Europea, un doble proyecto expositivo en colaboración con el Museo nacional de Cracovia.

En primer lugar, de mayo a finales de agosto se presentará en el Palacio Real de Madrid la exposición Polonia. Tesoros y Colecciones Artísticas La exposición comisariada por la doctora Beata Biedronska Slota, mostrará una importante selección de obras procedentes de las principales colecciones polacas.

Patrimonio Nacional mostrará en el Museo Nacional de Cracovia la exposición Tesoros del Patrimonio Nacional de España. Ésta, comisariada por el doctor Gabriel Moya Valgañón, se expondrá de julio a septiembre de 2011.

Más allá de la Presidencia polaca de la Unión Europea, es indudable la oportunidad que ofrece este proyecto común para España y Polonia; dos países que comparten relevantes paralelismos, intereses y objetivos. 


“Polonia. Tesoros y Colecciones Artísticas” ha sido organizada por Patrimonio Nacional junto con el Museo Nacional de Cracovia en colaboración con la Fundación Banco Santander, Acción Cultural Española, y el Ministerio de Cultura de Polonia.

Entre las 195 obras que forman parte de la exposición, se exhibe por primera vez en España La dama del armiño de Leonardo da Vinci. También en la muestra se pueden ver obras de diferentes tipologías, desde pintura y escultura hasta mobiliario, tapices, monedas y medallas, libros, porcelana y textiles. Destacan, además, óleos de reconocidos artistas como Lucas Cranach y Rembrandt, tapices de Bruselas y armaduras de talleres de Alemania e Italia.

Junto a la calidad artística de la exposición cabe resaltar su valor didáctico, ya que profundiza en aspectos históricos, geográficos y tradicionales de Polonia.

LA DAMA DEL ARMIÑO
Se trata de un óleo sobre tabla pintado en torno a 1490. Este cuadro, uno de los más célebres del pintor renacentista, representa a Cecilia Gallerani, joven de 17 años amante de Ludovico Sforza “El Moro”, sujetando en sus brazos un armiño. Es uno de los cuatro retratos de mujer pintados por Leonardo, siendo los otros tres la Ginevra de’ Benci (National Gallery, Washington), La Belle Ferronière y La Gioconda (Museo del Louvre, París).

La cultura polaca es en gran parte desconocida por el público español. Las vicisitudes históricas de esta nación, más concretamente el haber permanecido tras el telón de acero durante buena parte del siglo XX, hicieron que Polonia fuera percibida desde España como un país del este, y por tanto ajeno a la órbita europea occidental.

Sin embargo, la historia de Polonia se entrecruza a lo largo de siglos con la de los grandes estados europeos. A lo largo de la Edad Moderna, los territorios polacos formaron parte del Imperio Austrohúngaro y de Alemania, y tuvieron fuertes vinculaciones con Suecia. Finalmente constituyeron un país independiente con una riquísima cultura y fuerte personalidad propia. Junto a esta tradición centroeuropea, cabe mencionar su situación geográfica, actuando como frontera frente a la influencia del Islam en momentos críticos de la expansión turca. Esta circunstancia, unida al fuerte sentimiento católico del país, produce interesantes similitudes con España y su papel histórico de contención del Islam y defensa del catolicismo a lo largo del siglo XVI.

La formación de las grandes colecciones de arte de Polonia obedece a tres líneas claves: la Corona, la nobleza y la iglesia. Las colecciones reales se desarrollan durante los sucesivos reinados y dinastías producto no sólo del patronazgo real, sino también de botines de guerra (como el del Sitio de Viena, por ejemplo), de donaciones y regalos diplomáticos. Esto hace de Polonia un auténtico foro cultural de Europa Central a finales de la Edad Moderna.

La nobleza por su parte, especialmente a lo largo del siglo XIX, adquirió piezas de incuestionables valor procedentes de distintos puntos de Europa. Estos constituyen indiscutibles referentes de la cultura y de arte polacos.

En tercer lugar está la Iglesia, estamento de gran poderío y predicamento en la sociedad polaca, que contribuye de manera decisiva a la formación de la identidad nacional y europea del país. Actualmente custodia obras de gran calidad, desde retablos a importantes colecciones de pintura, escultura, tapices u ornamentos religiosos.