HOMENAJE A WANDA LANDOWSKA

08.10.2009

Coincidiendo con el 50 aniversario de muerte de Wanda Landowska, la Embajada de Polonia y el Instituto Polaco de Cultura, junto con el Archivo de Manuel de Falla organizan un concierto dedicado a la figura de la artista polaca. En el programa del concierto la actuación de Anna Póda. La Embajada también presentará la exposición "Manuel de Falla y Wanda Landowska: encrucijadas sobre un teclado" organizada por el Archivo Manuel de Falla.

Wanda Landowska (Varsovia, 5-VII-1879 – Lakeville [Connecticut], 16-VIII-1959) fue una destacada intérprete de primera mitad del siglo XX, conocida por su labor de recuperación de la música de los siglos XVII y XVIII y, sobre todo, por su reivindicación del clave, instrumento que vivió su momento de mayor esplendor en el período barroco, pero que había sido prácticamente olvidado tras la invención del piano. Aunque inició su carrera como pianista, Landowska ofreció su primera interpretación al clave en 1903; desde entonces y hasta el final de sus días, este instrumento se convirtió en su principal medio de expresión y le acompañó en todas sus giras de conciertos.

Como ocurrió con otros muchos compositores e intérpretes, Wanda Landowska y Manuel de Falla se conocieron en el París de comienzos del siglo XX, verdadero centro neurálgico del arte europeo. Instalado allí desde 1907, Falla leyó con interés los escritos de la clavecinista, asistió a algunos de sus recitales e incluso participó con ella en un concierto colectivo organizado por la Société Musicale Indépendante en 1910. No obstante, fue a partir de 1922 cuando ambos músicos retomaron el contacto, se brindaron una sincera amistad y emprendieron un enriquecedor intercambio artístico.

Esta fructífera relación se basó en la afinidad de intereses que los dos músicos compartían. Landowska sentía una gran atracción por España, país por el que llevaba viajando con regularidad desde 1906; Falla, por su parte, fue un auténtico enamorado de la música antigua y recurrió a este repertorio como estímulo para renovar su propio lenguaje. Como resultado, Landowska se convirtió en la principal inspiradora del compositor durante los años veinte. De hecho, fue ella quien aconsejó a Falla sobre el uso del clave en El retablo de maese Pedro, quien impulsó la creación del Concerto para clave y cinco instrumentos, quien se encargó de estrenar y difundir estas obras en diferentes escenarios europeos y estadounidenses.

Con esta exposición, organizada con motivo del cincuenta aniversario del fallecimiento de Landowska, pretendemos rendir homenaje a ese feliz encuentro entre el creador y la intérprete, cuyos resultados marcaron en buena medida la evolución musical del siglo XX.

Wanda Landowska (Varsovia, 5-VII-1879 – Lakeville [Connecticut], 16-VIII-1959) fue una destacada intérprete de primera mitad del siglo XX, conocida por su labor de recuperación de la música de los siglos XVII y XVIII y, sobre todo, por su reivindicación del clave, instrumento que vivió su momento de mayor esplendor en el período barroco, pero que había sido prácticamente olvidado tras la invención del piano. Aunque inició su carrera como pianista, Landowska ofreció su primera interpretación al clave en 1903; desde entonces y hasta el final de sus días, este instrumento se convirtió en su principal medio de expresión y le acompañó en todas sus giras de conciertos.

M_de_Falla_W.Landowska1_copia