FRYDERYK CHOPIN- PAULINE VIARDOT

16.02.2012

El proyecto Federico Chopin - Pauline Viardot - amitié amourese constituye un intento de acercar al público contemporáneo el estilo de la música de cámara vocal e instrumental del siglo XIX, presente en la obra del compositor polaco más eminente, Federico Chopin. Mientras las obras maestras instrumentales de Chopin se interpretan hoy en día en escenarios de todo el mundo y las piezas cortas como las mazurkas, valses o preludios componen un repertorio estándar de los pianistas de renombre internacional, sus propias canciones con letras de poetas polacos no son muy conocidas, en especial fuera de Polonia. Asimismo, las mazurkas de Chopin para piano solo con la melodía y la letra escritas por la compositora y cantante Pauline Viardot-García quedan sin el digno reconocimiento.

Pauline Viardot-García pertenecía al círculo de amigos más íntimos de Federico Chopin. Hija del cantante español Manuel García y hermana de la destacada prima donna María Malibrán, Pauline fue considerada una intérprete distinguida que también publicó sus propias composiciones. Estudió las composiciones de Chopin durante sus frecuentes visitas a George Sand en su residencia de Nohant, bajo la guía del maestro, y la admiración que sentía por la música del compositor polaco hizo que aprendió incluso polaco. A finales del año 1857 y principios de 1858, Pauline Viardot hizo un viaje a Varsovia, donde dio algunos conciertos interpretando las canciones de Chopin en polaco. Fascinada por las mazurkas y contando con un gran apoyo del insigne compositor, transcribió varias de ellas para canto y piano. Como consecuencia, vio la luz el famoso ciclo de las 12 transcripciones con letra en francés. Viardot y Chopin interpretaron este ciclo durante sus recitales en París, así como en el famoso último concierto de Londres, donde fueron acogidos con un caluroso aplauso por el público. La específica “nota polaca” de las mazurkas de Chopin junto con las creativas melodías de Viardot, forman un ejemplo perfecto de la universalidad del lenguaje de la música, una idea promovida por el propio Chopin.     


El programa de las mazurkas Chopin-Viardot está dirigido a los amantes de la música, interesados en curiosidades históricas, así como a una amplia audiencia internacional que sabe apreciar la música de cámara polaca y las canciones artísticas del siglo XIX. El recital interpretarán: Małgorzata Kubala - soprano de coloratura, Ryszard Cieśla - barítono y Francisco Soriano - piano. Como parte complementaria a este interesante programa, se realizará la lectura de la correspondencia entre estos dos grandes artistas, que acercará las  relaciones recíprocas existentes entre ambos, tanto en el ámbito privado como en el artístico.