"AXONOMETRY" - EXPOSICIÓN INDIVIDUAL DE NICOLAS GROSPIERRE EN SEVILLA

30.03 - 26.05.2012


grospierre

Nicolas Grospierre nació en Suiza y es ciudadano francés de origen polaco. Creció en Francia pero se trasladó a Polonia en 1999 donde vive y trabaja en la actualidad. Su evolución artística está marcada por sus estudios universitarios en la London School of Economics y por haber recibido una formación centrada en las ciencias políticas y sociales y no en el arte. La preocupación social de Grospierre se refleja en sus primeras obras, por ejemplo en Portraying Communities: Kamionka (2003) (Retrato de comunidades: Kamionka) y Portraying Communities: Podgorze (2004) (Retrato de comunidades: Podgorze). El primero de estos dos proyectos trata de una comunidad utópica de refugiados cuya determinación para acercar su entorno a la naturaleza deriva de su conciencia de ser producto del ajetreo y bullicio de la gran ciudad. El segundo proyecto está basado en las vidas de presos y sus vigilantes. Las fotografías reflejan estas dos comunidades:una abierta y otra cerrada, una voluntaria y otra forzada, utopía social y distopia, marcadas por dos tipos de relaciones. En sus últimas series fotográficas, Grospierre desvía su atención de las formas de organización social a la arquitectura como contexto de la existencia del ser humano. La exploración de los motivos arquitectónicos tiene su propia y peculiar dinámica y comenzó ya en sus años de instituto, cuando se dedicó a pasear con una cámara. Así creó un álbum de fotos casi amateur. El siguiente paso de Grospierre fue documentar sistemáticamente las fachadas de los edificios y ordenarlos en significativas líneas en Inzynierska Street, 2002 (calle Inzynierska). Las colecciones tipológicas se concretan en obras como Lithuanian Bus Stops, 2003-2004 (Paradas de autobús en Lituania), que ya muestran la personalidad, la sensibilidad y la forma de pensar de un documentalista maduro. Si analizamos las formas captadas por el artista, descubrimos su interés por la arquitectura socialista modernista. Los espectadores occidentales notarán que el modernismo, con su peculiar estética y arquitectura, se manifiesta de forma inusual y sorprendente en la antigua Unión Soviética y los países situados bajo su influencia. Así queda de manifiesto en proyectos como: Visaginas, Grospierre y Olga Mokrzycka, (2003), Hydroklinika, Grospierre (2004) yArtek, Grospierre (2005). Aquí, Grospierre profundiza en la forma fotográfica de percepción y explora exhaustivamente complejos proyectos arquitectónicos, desde la fachada hasta el interior. Además, el artista parece interesado en cierta vivisección de los edificios como formas que expresan la ideología del antiguo sistema. Grospierre captura los últimos momentos de existencia de estos edificios, y al mismo tiempo evita la nostalgia innecesaria. En sus series más recientes encontramos un enfoque similar cara a la arquitectura post-comunista, por ejemplo en Coloroblocks, 2006-8 (Bloques de colores) y Glass House, 2008-10 (Casa de cristal). Ambos proyectos expuestos  en la edición de PhotoEspaña en el año 2011.

Más información:www.alarconcriado.com