Institutio Polaco de Cultura Madrid
Volver

Inauguración del Museo de Polacos que Salvaron a Judíos

Historia
Inauguración del Museo de Polacos que Salvaron a Judíos

“Salvando las vidas de otros, sacrificaron la suya” – la trágica historia de Wiktoria y Józef Ulma y sus seis hijos, ha sido la inspiración para dar el nombre de la familia Ulma al Museo de Polacos que Salvaron a Judíos, en la región de Podkarpacie. La apertura del museo está prevista para el próximo 17 de marzo.
 
El museo en Markowa es el primer museo en Polonia dedicado a todos los polacos que ayudaron a los judíos. Hasta ahora, no ha habido ningún lugar en Polonia para presentar – en un contesto más amplio – las figuras de aquellos héroes que arriesgaron sus vidas para ayudar a sus conciudadanos judíos frente al Holocausto.
 
El museo se ha inspirado en el destino de los Ulma, mostrando así la historia de héroes polacos durante la ocupación alemana entre el 1939 y el 1945. Durante la Segunda Guerra Mundial, el Reich aleman decidió adoptar una “solución final a la cuestión judía”. Por lo que, aquellos polacos que de cualquier forma ayudasen a judíos, serían castigados con la muerte. La responsabilidad colectiva de familias enteras fue materia de ley draconiana durante la ocupación alemana en Polonia. A pesar de ser amenazados con la ejecución, muchos polacos decidieron ayudar, no solo a sus vecinos judíos, si no también a completos extraños. La familia Ulma de Markowa es un claro ejemplo.
 
Antes de la Segunda Guerra Mundial, Markowa – entontes el pueblo más grande de Polonia- tenía una población de cerca de 4.500 personas, incluidas 30 familias judías. Los Ulma dieron cobijo a dos familias judías: los Szalls y los Goldmans. En la noche del 24 de marzo de 1944, la policía militar alemana, acompañada de policías azules, entraron en la casa de la familia Ulma disparando brutalmente, delante de testigos, a Józef Ulma, a su mujer Wiktoria, la cual se encontraba en el noveno mes de embarazo, a sus seis hijos y a los ocho judíos que tenían acogidos. La heroica actitud de los Ulma se ha convertido en un símbolo de sacrificio de todos aquellos polacos que salvaron judíos durante la guerra.
 
Todo aquel que visite Markowa, podrá conocer, entre otras cosas, la historia de Józef Ulma – un destacado ciudadano y activista social, siendo el primero en introducir métodos innovadores de horticultura y agricultura. Fue muy activo en la Asociación local de Jóvenes Católicos y apoyó la Unión de Juventud Rural “Wici” como bibliotecario. Sin embargo, su mayor pasión fue la fotografía. Usando una cámara construida por él mismo, tomó miles de fotografías de su familia y amigos.
 
Hubo mucha más gente como los Ulma. Además de nombres tan conocidos como el de Irena Sendler y Jan Karski, hubo miles de héroes polacos anónimos que salvaron a judíos y hoy en día se encuentran en el olvido. Los destinos de las familias polacas que salvaron judíos durante la Segunda Guerra Mundial, han sido expuestos en el material que se adjunta abajo.
 
En 1995, el Yad Vashem de Israel (la Autoridad Nacional para el Recuerdo de los Mártires  y Héroes del Holocausto) otorgó póstumamente a la familia Ulma el título de “Justos Entre las Naciones”. Para conmemorar esos acontecimientos, en 2004 se levantó en piedra un memorial conmemorativo del martirio de la familia.
 
La ceremonia de apertura del Museo en Markowa ha sido programada para el 17 de marzo del 2016. Los eventos conmemorativos del heroísmo de los Ulma contarán con la presencia de Andrzej Duda, Presidente de Polonia, y con numerosos invitados extranjeros.

#

design by