Institutio Polaco de Cultura Madrid
Volver

Presentación del libro "Orfeo en el infierno del siglo XX" de Józef Wittlin

Literatura
Presentación del libro "Orfeo en el infierno del siglo XX" de Józef Wittlin

El viernes, 25 de noviembre, a las 19.00 horas en La Central de Callao tendrá lugar presentación del libro "Orfeo en el infierno del siglo XX", de Józef Wittlin. 

El encuentro contará con la presencia de:
- Elżbieta Wittlin-Lipton: artista y escenógrafa, hija del autor
- Juan Manuel Bonet: historiador del arte, ensayista y poeta
- Pablo Martínez de Pisón: editor y librero
- Amelia Serraller: traductora
 
El mítico Orfeo amansaba con su canto a las fieras salvajes hasta que se posaban a sus pies y escuchaban dóciles sus canciones. El Orfeo actual ya no tiene este poder. Ni siquiera es capaz de domar la bestia encerrada en la jaula del corazón humano. Ninguna canción detendría el estallido de ese volcán que es el odio humano, ni le cerraría a los cañones sus bocas, ni detendría a los tanques ni tampoco impediría que las bombas calcinen una ciudad. Ninguna canción desmantelaría las cámaras de gas, ni barrería de la superficie de la tierra Dachau y Bergen-Belsen, Auschwitz, Majdanek y Treblinka.
 
Pocos libros son tan especiales como "Orfeo en el infierno del siglo XX". Empezando por su autor, Józef Wittlin (Dmytrów, 1896 - Nueva York, 1976), uno de los mejores escritores de la pasada centuria, silenciado por el comunismo y conocido en España por "La sal de la tierra" y "Mi Lvov". El "Orfeo" de Wittlin que se presenta el próximo 25 de noviembre en La Central fue publicado en el exilio en 1963 y está considerado por intelectuales de la talla de Czesław Miłosz o Wojciech Ligęza como su obra magna, y es que esta selección de ensayos es mucho más que la síntesis de una vida azarosa e intensa: se trata de una reflexión sobre el papel de la literatura y de los intelectuales frente a los grandes conflictos, la persecución y la censura políticas.
 
Sin duda, la lectura de "Orfeo" proporciona enormes placeres como disfrutar de la vasta cultura del “homérida polaco”, de su especial vínculo con España, así como de su fina ironía y las numerosas amistades que tejió a lo largo de sus continuos viajes (íntimo de Joseph Roth, mantuvo una relación muy estrecha con el matrimonio Zweig, Rilke, Döblin, Tuwim, Gombrowicz, Jorge Guillén, Vicente Aleixandre o José Hierro, gracias a su hija la artista Elżbieta Wittlin-Lipton). Este libro, en definitiva, es el testimonio vital de Wittlin, una gran lección que él puso en práctica: la cultura como refugio y antídoto frente a la deshumanización, la crisis de valores, el desarraigo y el olvido.
 
Józef Wittlin nació en 1896 en Dmytrów, Galitzia, en los confines del Imperio. Pronto la familia se trasladó a  Lvov, entonces Lemberg, paradigma de la broma cartográfica de una Europa oriental de líneas oscilantes. Educado en el seno de una familia de origen judío asimilada y de lengua polaca, apenas aprendió unas pocas palabras en yiddish que utilizaba para hablar con sus gatos. Se matricula en la universidad de Viena, donde frecuenta las tertulias como la de Karl Kraus y los cafés literarios donde conoce a los  escritores Rilke y a un  joven Roth a quienes traducirá posteriormente al polaco. Al margen de sus ensayos, su gran obra será la novela "La sal de la Tierra" primer tomo y único de una proyectada y accidentada trilogía - los manuscritos, guardados en una maleta, fueron arrojados al mar por un soldado francés al considerarla exceso de equipaje. Esta obra, como bien decía su amigo y valedor Herman Kesten en una carta de recomendación dirigida a las autoridades norteamericanas, le hizo merecedor de una candidatura al Nobel en el año 39. Su personaje, Piotr Niewiadomski, empleado de ferrocarril, analfabeto y bienintencionado súbdito imperial- "Todo en este mundo es del emperador. O de Dios"- que se deja arrastrar dócilmente hacia una guerra que apenas entiende. La obra fue editada por Mario Muchnik en una magnífica traducción de Elzbieta Bortkiewicz y Juan Carlos Vidal. Wittlin murió en el invierno de 1976 en Nueva York, muy lejos de su añorado Lvov.  

#

Dirección:

  • Librería La Central de Callao

    Calle Postigo de San Martín, 8
    28013 Madrid

design by